fbpx

El Tribunal Supremo rectifica y será el cliente quien pague el impuesto de las hipotecas.