Blog

Últimas noticias

Fiscalidad en el alquiler para el propietario

Fiscalidad en el alquiler para el propietario

Fiscalidad en el alquiler para el propietario.

Las cantidades que perciben los propietarios de la vivienda por el alquiler tributan en el IRPF como rendimientos de capital inmobiliario. No obstante, a las cantidades percibidas se les descuentan los gastos que se pueden deducir por el arrendamiento y a la cantidad resultante, se le aplica una reducción, que puede llegar al 60%.

Fiscalidad en el alquiler para el propietario

1.-Gastos deducibles:

  • Los intereses producidos por créditos que se abonen por la compra de la vivienda.

  • Los tributos que incidan sobre los rendimientos o sobre la vivienda.

  • Los gastos de formalización del arrendamiento y los de defensa de carácter jurídico.

  • Los gastos de conservación y reparación (que no incluyen las cantidades destinadas a la ampliación o mejora de la vivienda).

  • Los contratos de seguro (de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales u otros de la misma naturaleza).

  • Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono).

  • El importe que se destine a la amortización de la vivienda, siempre que responda a su depreciación efectiva. Su cálculo se realiza aplicando el porcentaje del 3% sobre el mayor de los siguientes valores: el coste por la compra de la vivienda o el valor catastral, sin incluir el valor del suelo.

2.-Reducciones:

  • A partir del 1 de enero de 2015, se suprimió la exención del 100% en los arrendamientos a menores de 30 años. Los arrendadores tan sólo podían practicar una reducción del 60% al Rendimiento Neto por el arrendamiento de vivienda, sin importar la edad de los inquilinos.

3.-Arrendamiento en caso de parentesco:

La forma de calcular la cantidad por la que van a tributar los ingresos obtenidos por el arrendamiento entre familiares (cónyuge o pariente de hasta el tercer grado) es la indicada anteriormente pero con las siguientes particularidades:

  • El importe percibido por el alquiler una vez descontados los gastos deducibles no podrá ser inferior al 2% sobre el valor catastral, o al 1,10% si son inmuebles con valores catastrales revisados o modificados.

  • El arrendador tributará por la mayor de las cantidades siguientes:

El importe resultante una vez aplicado sobre el mismo la reducción que corresponda por arrendamiento de vivienda.

Rendimiento mínimo computable en arrendamientos en caso de parentesco.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de terceros

Google Analytics
_ga, _gid

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?