Blog

Últimas noticias

La nueva ley hipotecaria entrará en vigor en Junio.

La nueva ley hipotecaria.

 

La norma que regulará las hipotecas a partir de ahora ya se ha aprobado y entrará en vigor en Junio 2019.

 

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica que la ley reguladora de los contratos del crédito inmobiliario que añade elementos de protección al consumidor y equilibra el reparto de los gastos que conlleva la constitución de una hipoteca, y que entrará en vigor el 16 de Junio 2019.

 

Nuevo reparto de gastos de las hipotecas.

A pagar por el banco:

  • La gestoría
  • El registro
  • La notaría
  • El IAJD ( impuesto de actos jurídicos documentados)
  • Su copia de escritura

A pagar por el cliente:

  • La tasación
  • Su copia de escritura

Como vemos, este reparto supone una mejora para el consumidor.

 

La norma establece, entre otras cuestiones, que la hipoteca para la primera vivienda quedará grabada con el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD), que pagarán las entidades financieras.

Además, los bancos deberán pagar las primeras copias del notario, los gastos del registro y los de la gestoría, mientras que el cliente abonará las segundas copias del notario y los gastos de tasación.

La ley también elimina las cláusulas suelo y es más exigente con el inicio del procedimiento de desahucio, que solo podrá comenzar si hay doce cuotas impagadas o el 3 % del capital prestado en la primera mitad de la vida del préstamo, o 15 cuotas o el 7 % en la segunda mitad del crédito.

Las comisiones de amortización anticipada bajan a la mitad para las hipotecas de tipo fijo (2 % durante los 10 primeros años y 1,5 % a partir de este período) mientras el cliente deberá elegir el tipo de amortización a tres o cinco años cuando su hipoteca sea a tipo variable, cuyas comisiones serán del 0,25 % o del 0,15 %, respectivamente.

Los bancos deberán dar a los clientes diez días para analizar la información precontractual de los préstamos inmobiliarios antes de firmarlos, y tendrán que ofrecer una ficha estandarizada para que el cliente pueda comparar las condiciones hipotecarias que le ofrece cada entidad.

Asimismo, se establece un interés de demora máximo de 3 puntos por encima del    interés remuneratorio, es decir, del de la propia hipoteca.

La norma también establece que la banca podrá vender seguros ligados a la hipoteca, aunque deberá aceptar pólizas alternativas sin empeorar por ello las condiciones del préstamo y el cliente podrá renovarlas cada año.

Por ello, en la ley nueva se abarata el paso del tipo variable al fijo, ya se realice mediante una novación (un pacto con la propia entidad) o una subrogación de acreedor para irse a otro banco.

Así, la comisión máxima que se puede cobrar en este caso es del 0,15%, aplicable únicamente si el cambio se produce durante los primeros tres años del plazo del préstamo.

En su momento se dijo que esta medida iría acompañada de una reducción de los aranceles notariales y registrales, pero finalmente no es así.

 

En cambio no tiene carácter retroactivo, así que tiene validez únicamente para las hipotecas formalizadas a partir de su entrada en vigor, que se producirá el 16 de junio.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *