Blog

Últimas noticias

La importancia de tener un seguro de hogar.

La importancia de tener un seguro de hogar

¿Por qué asegurar tu casa?

Hay múltiples razones para asegurar tu vivienda.

Imagina que vuelves de vacaciones y compruebas que te han robado o que tu vivienda se ha incendiado y quedado completamente destrozada, ¿qué haces?

Tener contratado un buen seguro de hogar, puede ser una solución.

Un seguro de hogar protegerá tu vivienda y tu patrimonio contra; un incendio, actos de vandalismo, daños por agua, atraco, robo, daños eléctricos, etc.

Cada seguro tiene sus peculiaridades.

Al propietario de una vivienda le tocará fijarse bien para saber si está cubierto un desperfecto causado por un animal, qué está estipulado en caso de incendio, si entran los destrozos ocurridos al aire libre (en caso de que la vivienda, por ejemplo, sea un chalet) o cómo afecta en un piso la rotura de un tubo subterráneo por donde pasa el agua.

Te conviene leer siempre la letra pequeña e informarte mediante Internet. Muchos seguros no se hacen cargo de todo o fijan una cantidad económica determinada que cubrirían y, si el desperfecto la supera, del montante restante no se hacen cargo.

Si al precio de la casa en sí se le añade el de todos los bienes que hay en su interior como los muebles, los electrodomésticos, los aparatos electrónicos o incluso las joyas, el valor de ésta aumenta considerablemente.

Por eso, la mejor manera de protegerla frente a la multitud de riesgos a los que está expuesta (que no son pocos) y asegurar su gran valor (tanto sentimental como económico), es contratar un seguro de Hogar.

Las coberturas de estas pólizas se organizan en torno a 3 conceptos: continente,  contenido y responsabilidad civil.

Saber qué es cada una de ellas y de qué protegen, es la clave para entender por qué es tan importante contar con ellas.

Y pese a que es posible cubrir de manera individual los infortunios que pueden ocurrir en una casa, la existencia de los seguros Multirriesgos de hogar facilitan las cosas ya que aúnan en una sola póliza un gran número de coberturas.

Se llama continente a las paredes, techos y suelo de la vivienda, así como a las instalaciones fijas como la de calefacción, agua, gas y electricidad, entre otras.

También se incluyen como parte del Continente otras superficies construidas como pueden ser los garajes, piscinas, etc.

El seguro de hogar debe cubrir los costes reconstrucción de nuestra casa, el continente, y para calcularlo, las aseguradoras parten de la superficie del inmueble en metros construidos y les aplican variables como:

  • La tipología de la vivienda: unifamiliar o en bloque de viviendas.
  • La altura (ya sea un bajo, un piso intermedio o un ático).
  • La calidad de los materiales (estándar o de lujo).

En el seguro de hogar, el contenido es todo aquello que tenemos dentro de nuestra casa como muebles, lámparas, electrodomésticos, ropa, etc.

Si poseemos objetos de valor, como joyas o antigüedades, también debemos asegurarlos, aportando a la compañía aseguradora el importe que costaría su pérdida en caso de siniestro.

Al evaluar el continente y el contenido, es tan malo pasarse como no llegar.

Si declaramos a la compañía de seguros un importe más elevado del que realmente costaría reconstruir el continente y reponer el contenido, se produciría una situación de sobreseguro, es decir, estarías pagando una prima más elevada de la que realmente debes pagar.

En el caso contrario, si la estimación del valor de lo asegurado se queda corta, nos encontraríamos en situación de infraseguro.

En estos casos, cuando se produce un siniestro, el seguro sólo cubre los gastos de lo asegurado en función de las cantidades declaradas, que estarán por debajo de que sería necesario para restaurar la vivienda o restituir el contenido que ha sufrido algún daño o pérdida.

Existe un gran número de motivos por los que asegurar una casa.

El primero de ellos es, sin duda, la tranquilidad de saber que pase lo que pase en nuestro hogar habrá alguien que se encargue de arreglarlo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *