Blog

Últimas noticias

La importancia de las fotos de las propiedades a la venta

La importancia de las fotos de las propiedades a la venta

 

Antes de la era de Internet y de las inmobiliarias online, la primera impresión sobre una vivienda en venta que recibía un comprador era, a menudo, en la visita.

El agente llamaba al posible comprador y se citaba con él, quien tendría que acudir, para darle un primer vistazo al inmueble.

La presencia importaba ya que era, por lo general, la primera impresión que el posible comprador tendría de una propiedad. Los agentes inmobiliarios trabajaban estrechamente con los vendedores en la imagen exterior antes de anunciarla en el mercado inmobiliario.

La primera impresión que reciben ahora con más frecuencia les llega a través de fotografías en los listados de la bolsa inmobiliaria que reciben automáticamente en un correo electrónico de su agente, o de las imágenes que acompañan a un anuncio en las páginas web de las agencias. Con tiempo limitado y un sin número de anuncios por revisar, los compradores se irán rápidamente a otra web si las fotos no reflejan bien una propiedad.

Equipo apropiado

El único tipo de imágenes que se debe utilizar en una campaña de marketing para casas es con fotografías de buena resolución adecuadamente iluminadas. Al igual que con cualquier otro esfuerzo de ventas, es importante poner sus mejores medios en ello.

Si un agente toma las fotos de las propiedades con un smartphone, están muy bien para ser enviadas de manera informal y rápida entre el agente y el comprador, pero no se pueden comparar con la calidad de las fotografías tomadas por un fotógrafo experimentado con una buena cámara.

¿Aún no tiene fotografías del inmueble? No lo publicite hasta que las tenga. Si hacen una búsqueda en Internet o comprueban el correo enviado por la agencia y su casa no va acompañada de imágenes, no hay nada a lo que vayan a prestar atención. Lo más seguro es que sigan adelante y probablemente no vuelvan a revisarla.

Puesta en escena y preparación (Staging)

Debido a la importancia de una buena primera impresión, los vendedores y sus agentes deberían dedicar tanto tiempo y energía en la sesión de fotos como lo hacen en la preparación del aspecto exterior o la puesta en escena del inmueble.

Como vendedor, usted sabe cuando su casa dispone de la mejor luz natural. Asegúrese de que las fotos se toman durante esos momentos así como de tener la casa limpia por completo y en perfectas condiciones.

Impresión duradera

A menudo, después de que los compradores hayan recorrido su vivienda, vuelven a casa y revisan de nuevo la propiedad online. Esta vez tienen una idea de la distribución del espacio y entienden cómo fluye y se relaciona cada habitación con la siguiente.

Con fotografías de calidad que muestren bien la casa se mantendrán interesados, tal vez incluso les anime a realizar una segunda visita. Por otro lado, si limpió la casa antes de la visita y tiene al comprador interesado pero luego vuelve y ve fotos oscuras en las que se descubren las imperfecciones se puede echar atrás fácilmente y olvidarse de ella.

Si no disponen de una cámara de buena calidad ni experiencia en fotografía inmobiliaria considere contratar a un profesional para que las haga.

Es un gasto adicional tenga en cuenta que cuando usted pone una casa en el mercado está compitiendo contra un montón de propiedades. Si esas propiedades destacan con atractivas fotografías bien iluminadas y la suya no lo hace tendrá más problemas para conseguir compradores interesados en ella. Esto podría hacer prolongar el tiempo que su casa permanezca en el mercado más de lo que espera.

 

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *