Blog

Últimas noticias

El grave problema de los okupas en España

El problema de los okupas en España

El grave problema de los okupas en España

 

¿Dónde surge el movimiento okupa?

El fenómeno o movimiento okupa surgió a finales de los años sesenta en Inglaterra, Alemania y Francia, los llamados “Hippies” y su filosofía de vida.A España llegó poco después, exactamente en los años setenta, en el que surge como contraposición al sistema que rige en esos momentos, atentando de forma fragante contra el derecho a la propiedad privada y a la vivienda.

 

¿Qué medidas se están llevando a cabo?

En los países de la Unión Europea los trámites que se llevan a cabo a la hora del desalojo de los okupas son más rápidos a diferencia de España Y Portugal.

En el Código Penal de 1995, está recogido el delito de “Usurpación de Bienes Inmuebles”, castigado con penas de entre tres y seis meses, siendo visibles los indicios a la hora de penarlo un juez.

La policía en España solo puede llevar a cabo un desalojo en el momento de la usurpación, convirtiéndose éste, en un “delito fragante”, sino es así se tiene que solicitar una Orden Judicial de Desalojo, con la que se abriría un proceso judicial muy lento y tedioso.

Por ello, los propietarios de las viviendas tienen miedo ante la invasión de los okupas por el alto coste que ello conlleva tanto de tiempo como de dinero.

Debido a este grave problema desde el Congreso se ha admitido a trámite una nueva proposición: Ley de Desahucio Exprés, con la que se pretende que los procesos de desalojo se lleven a cabo más rápidamente.Aunque no engloba a todos los sectores, quedando algunos al descubierto como son bancos, fondos de inversión, inmobiliarias y sociedades patrimoniales.

 

Ley de desahucio exprés.

La Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados aprobó la nueva ley de desahucio exprés. Tras su tramitación y aprobación en el Senado, la ley permitirá agilizar los desalojos con plazos judiciales muy reducidos.

Las resoluciones judiciales contra las ocupaciones de viviendas ahora, deberán resolverse en un máximo de veinte días.

Para ello los dueños legítimos del piso deberán presentar las escrituras de la casa, y si los ocupas no han sido capaces de mostrar documentación que acredite su estancia ilegal en la vivienda, la policía podrá desalojarlos en un plazo mínimo de cinco días.

 

 

 

 

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *