Blog

Últimas noticias

La Parábola de la sal e inmuebles destacados

PARÁBOLA DE LA SAL

 

Estimados clientes y amigos.

 

Os invitamos a que compartáis con vuestros amigos y familiares la Parábola de la sal. Esperamos que os guste.

 

Igualmente, os adjunto el link de inmuebles que tenemos en venta a muy buenos precios. Pulsando sobre el link, podréis visualizar fotos y vídeos de los mismos.

 

 

Dúplex en La Garrovilla. Listo para habitar.

http://www.inmobiliariacolon.es/vivienda/1136/centro/duplex_en_la-garrovilla_795080.html

 

Terreno de secano en Montijo. Con más de 3 hectáreas.

http://www.inmobiliariacolon.es/vivienda/1136/garbancillo/terreno-rural_en_montijo_851529.html

 

Vivienda para reformar en Montijo, muy cercana al centro.

http://www.inmobiliariacolon.es/vivienda/1136/centro/casa_en_montijo_532298.html

 

Dúplex en Virgen de Barbaño de Montijo, en buen estado, con patio y garaje.

http://www.inmobiliariacolon.es/vivienda/1136/virgen-de-barba%C3%91o/duplex_en_montijo_430846.html

 

Solares industriales en Polígono “La Vara” de Valdelacalzada. Varios precios según dimensiones.

http://www.inmobiliariacolon.es/vivienda/1136/poligono-calzada-romana/terreno-industrial_en_valdelacalzada_934848.html

 

Local comercial para alquilar en Montijo. De esquina, reformado y acondicionado para empezar la actividad.

http://www.inmobiliariacolon.es/vivienda/1136/sin-zona/local-comercial_en_montijo_929989.html

 

 

LA PARÁBOLA DE LA SAL

 

El viejo maestro pidió a su joven discípulo, que estaba muy triste, que se llenase la mano de sal, colocase la sal en un vaso de agua y bebiese.

 

– ¿Cómo sabe? – le preguntó el maestro.

 

– Fuerte y desagradable – respondió el joven aprendiz.

 

El maestro sonrió y le pidió que se llenase la mano de sal nuevamente. Después, lo condujo silenciosamente hasta un lindo lago, donde pidió al joven que derramase la sal.

 

El viejo Sabio le ordenó entonces :

 

– Bebe un poco de esta agua.

 

Mientras el agua se escurría por la barbilla del joven,el maestro le preguntó :

 

– ¿ Cómo sabe?

 

-Agradable – contestó el joven.

 

¿ Sientes el sabor a sal? – le preguntó el maestro.

 

– No – le respondió el joven.

 

El maestro y el discípulo se sentaron y contemplaron e bonito paisaje.

 

Después de algunos minutos, el Sabio le dijo al joven:

 

– El dolor existe. Pero el dolor depende de donde lo colocamos.

 

Entradas relacionadas

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

gdpr

Cookies de terceros

Cookies de terceros

Google Analytics
_ga, _gid

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?