Blog

Últimas noticias

Quiero vender mi casa para comprar otra.

Puntos a tener en cuenta para vender una casa y para comprar otra.

A grandes rasgos, quien vende su vivienda debe pagar la plusvalía de Hacienda (IRPF  Impuesto sobre la Renta de las personas Físicas), el impuesto o plusvalía municipal, la cancelación de la hipoteca (si existe una carga sobre la vivienda) y los gastos de notaría.

Si quieres vender una casa para comprar otra, este sería tu caso. La reinversión se refiere a que destines la totalidad o parte del dinero que obtengas por la venta de tu casa  actual a la compra de tu nueva casa.

 

 

¿Exención fiscal? Dos años para comprar nueva vivienda

 

Cuando una persona vende su vivienda, obtiene un evidente incremento patrimonial del que debe rendir cuentas.

La Agencia Tributaria grava este aumento en el patrimonio mediante la vía del IRPF. Pero es posible evitar este pago. ¿Cómo?

Podemos acogernos a la exención por reinversión de las cantidades obtenidas por la venta de la vivienda habitual,  y  deberemos adquirir una nueva casa en un plazo máximo de dos años debe reinvertir el importe obtenido por la transmisión.

 

La definición de vivienda habitual, es aquella que ha sido tu residencia durante un plazo continuo de al menos tres años.

En el caso de que tu casa haya sido recientemente adquirida, tendrías que haberla habitado al menos 12 meses.

 

Existen una serie de requisitos obligatorios que se deben cumplir para que pueda darse la exención de impuesto a la compraventa de inmuebles.

En concreto, es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

 

  • Que estés vendiendo tu vivienda habitual.
  • Que compres tu nueva vivienda habitual, llamada reinversión, antes del cumplimiento de determinados plazos.
  • Si ya has cumplido los 65 años, o te encuentra en situación de dependencia severa o de gran dependencia.
  • Si la vivienda se vende por menos dinero que por el que se compró, se considera que ha existido una pérdida patrimonial y, por lo tanto, no se debe tributar.

 

 

Así, debes declarar tu intención de reinvertir al cierre del año fiscal en el que vendiste tu piso.

Si la reinversión no se realiza en el mismo año en que suceda la venta de tu piso, es obligatorio que hagas constar la intención de reinvertir en la declaración del año en ejercicio en el que obtengas la ganancia.

Lo que debe reinvertirse es el importe de la transmisión, el precio obtenido, no el importe de la ganancia.

 

Como podrás ver, la venta de una casa no es tan complicada, sobre todo si cuentas con el apoyo de expertos dispuestos a orientarte en cada paso del camino.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *