Blog

Últimas noticias

El trabajo de buscar trabajo

En el año 1989, en una de las asignaturas que en nuestras épocas de estudiantes eran impartidas, nos dieron un mini curso de 1 hora de duración. Tenía por título “El trabajo de buscar trabajo”.

J.Alberto

En la coyuntura económica actual, si estás desemplead@, es necesaria la preparación, el estudio y el trabajo diario que tenemos que llevar a cabo para encontrar trabajo.

 

Son muchos los que se preguntan a qué se debe este retardo a la hora de encontrar trabajo. Para algunos especialistas, es obvio. «Existe una razón objetiva: hay una menor oferta. Junto a esto la escasa disponibilidad a la movilidad o el excesivo apoyo de la familia que podría desincentivar la búsqueda de empleo de los jóvenes», explica José M. Peiró, investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas y catedrático de Psicología Social de la Universidad de Valencia. «El mercado laboral sufre un exceso de demandantes de empleo. Las empresas optan por aquellos con mayor formación y experiencia y esto, va en detrimento de los jóvenes», añade Eva Basanta, directora de oficina de la empresa de recursos humanos Randstad.

 

Uno de los factores paradójicos es que sin embargo, los jóvenes de hoy están cada vez mejor formados. Como el caso de Ángela que tiene dos carreras, habla dos idiomas y ha realizado prácticas en numerosas empresas. «El nivel de estudios es cada vez más superior. Además, al ser difícil incorporarse en el mercado laboral, los jóvenes abogan por continuar estudiando durante más tiempo», asevera Marta Guerri.

 

«Nuestros jóvenes demuestran en el día a día una mentalidad abierta a la formación permanente», añade Ana Bermúdez, directora del Instituto Aragonés de Empleo. Algo que, como explica Eva Basante, puede provocar «sobreeducación» en muchos casos porque están más formados de lo que el puesto requiere. Sin embargo, para Enric Rigau, Presidente Ejecutivo del Instituto DEP, la formación «es en todo momento un valor añadido a la hora de encontrar o mantener un empleo».

 

Una mayor formación no se traduce en un éxito laboral. Así lo explica José M. Peiro: «Estar preparado para un trabajo es más que poseer educación formal. Los trabajos requieren cada vez más habilidades, como la inteligencia social o la inteligencia emocional. En este aspecto no queda tan claro que los jóvenes estén cada vez más preparados. También son importantes las actitudes como el esfuerzo, la disciplina, la persistencia o la iniciativa».

 

Neus Bosch, licenciada en Psicopedagogía y orientadora en Educaweb.com resume la búsqueda de empleo en 5 puntos: «Definir la ocupación que quiero realizar, localizar ofertas, contactar con las ofertas a través del currículum o las cartas de presentación, entrar en el proceso de selección y prestar atención a los contratos de trabajo».

 

 Buscar trabajo es mucho más que mandar muchos currículos (CV) por Internet indiscriminadamente. Los expertos estiman que un 80% de vacantes no se anuncian y que Internet no cubre ni la mitad de las oportunidades de trabajo. Los aspirantes deberán utilizar varios canales a la vez y entender cómo buscan los contratadores.

 

Las empresas prefieren a candidatos con menos capacidades, pero con una actitud correcta. La actitud es el activo más importante, más que los títulos, y se considera que supone el 85% del éxito. Se contrata, y también se despide, más por la actitud (85%) que por la aptitud (15%) para desempeñar un trabajo.

 

Qué es una actitud correcta para la empresa? La importancia de ser una persona extravertida, positiva, empática, amable, entusiasta, colaborativa, constructiva… La actitud se transmite, y el entrevistador la percibe. No cuidar este factor influye en no ganar los empleos.

 

La primera actitud que debe adoptar la persona que busca empleo es asumir la búsqueda como un trabajo en sí mismo que le ocupará el día entero. Y entenderla como “un proceso de venta” en el que deberá lidiar con el rechazo. Con la certeza de que cuantos más “noes” reciba (y es seguro que los recibirá), más cerca estará del “sí” que busca.

Valorar la posibilidad de enlazar un videocurrículo de presentación perso­nal. Marcará una diferencia.

Hay una segunda opción a la hora de la búsqueda de empleo: si no encontramos ofertas para atender nuestras demandas, podemos generar nuestro empleo.

Es el caso del autoempleo. Lo que está llegando para quedarse, es la era del autónomo.

Las ofertas de empleo estable en las administraciones, cada vez es menor y la externalización de procesos, invita a los autónomos y a las pequeñas empresas a ser competitivos y a dar un servicio que anteriormente lo daban los empleados.

Si estás pensando en ser autónomo, tendrás que comenzar por tener un plan de negocio, donde los costes puedan ser asumidos por tu actividad.

Si quieres ser tu propio jefe, tener libertad de horarios, tener una carrera profesional con futuro y tener apoyo contínuo y formación, además del respaldo de una gran marca, ven con nosotros a Inmobiliaria Colón, te estamos esperando.

Entradas relacionadas