Blog

Últimas noticias

Comprar una vivienda mientras vendes la tuya, ¿qué aspectos debo tener en cuenta?

Comprar una vivienda mientras vendes la tuya, ¿qué aspectos debo tener en cuenta?

Comprar una vivienda mientras vendes la tuya, ¿qué aspectos debo tener en cuenta?

En este artículo vamos a hablar de las distintas alternativas que se nos ofrecen a la hora de vender nuestra casa para comprar otra.

Vender y comprar casa al mismo tiempo, ¿es posible?

Como posiblemente recuerdes el proceso de compra de tu vivienda posiblemente fue largo y tedioso, horas de analizar la propiedad que quieres, visitar el sitio, negociar con el dueño o agencia, ir al banco a pedir el presupuesto de la hipoteca.

Eso sí, el resultado final merece la pena. Tenemos la casa de nuestros sueños. Pero, imaginemos que nuestra situación financiera ha cambiado, que la familia crece o sencillamente nos separamos y queremos vender.

Este escenario es muy posible, de hecho, es bastante más normal de lo que nos pueda parecer. Y es que lo primero que tenemos que hacernos a la idea es quitarnos el miedo de vender algo que se nos ha quedado obsoleto, o sencillamente no nos convence.

Reponer nuestra vivienda principal no tiene que ser un problema si sabemos cuáles son los pasos que debemos tomar y las alternativas posibles.

Pasos a tener en cuenta para comprar casa mientras vendes la tuya

Te aconsejamos paciencia, paciencia y más paciencia y que te dejes aconsejar. Y es que esperar es clave a la hora de tomar esta decisión. Bien sea que no encontramos vendedor o que no nos gusta las propiedades para comprar, tenemos ante nosotros dos frentes a los que hay que atacar a la vez, pero repetimos, paso a paso y sin tregua.

Sólo así podremos evitar un desgaste físico y mental y que se nos quiten las ganas de vender y comprar a la vez. Y es que sí, es posible.

Para ello debemos estudiar las alternativas que tenemos a nuestra disposición y estas son las siguientes:

  • Tener ahorros y comprar sin esperar a que encontremos vendedor.
  • Tener algo de dinero guardado para pedir una hipoteca que se va a sumar temporalmente a la anterior. Lo ideal es contar con reservas de hasta un 20 % de los ahorros para asumir los gastos de reforma, papeleo y cualquier otro incidente que pueda surgir.
  • Tenemos que tener en cuenta el momento del mercado actual y cuál es la situación de nuestra casa para saber si vamos a vender de forma alcista o vamos a perder algo de dinero con la venta, en caso de que esté mal ubicada, no encontremos vendedores o sencillamente sea difícil de vender, ojo, ¡que no malvender!
  • Una opción que debemos contemplar es pedir una nueva hipoteca y asumir las dos a la vez, eso sí, esto será temporal. El problema es que nos concedan la misma e igual tenemos que contemplar alternativas como una hipoteca puente o un préstamo hipotecario no demasiado caro para hacer frente a los pagos y que los intereses no nos ralenticen en el pago de los mismos.
  • Las hipotecas puente son una opción bancaria muy interesante que nos permite comprar sin necesidad de vender nuestra vivienda actual.

Vender y comprar casa al mismo tiempo. Por eso, te aconsejamos lo siguiente:

  1. Toma una decisión y no te cierres ante la dificultad de la tarea. Hay soluciones que te pueden ayudar a reducir el tiempo y los problemas, por ejemplo, apoyarte en expertos inmobiliarios o agencias por varios motivos.

Por otro lado, puedes acudir a herramientas de cálculo que ofrecen algunas agencias inmobiliarias que te ayudarán a valorar aspectos como el precio de tu casa, el precio del metro cuadrado de la zona donde está situada, el presupuesto tope que puedes pedir y otros detalles importantes.

No te olvides de comprobar el estado de la propiedad que quieres comprar y que esté libre de cargas.

En caso de pedir dinero o una hipoteca ten en cuenta no pedir más que el 75 % de la suma del valor de las dos propiedades. Esto se puede preguntar directamente al banco.

Aquí te dejamos un listado de las opciones de préstamos bancarios

  • Préstamo hipotecario normal.
  • Hipoteca puente.
  • Algún producto financiero que nos cubra parcialmente el importe.
  • Solicitar una nueva hipoteca.
  • Hipoteca cambio de casa.

Lo último y más importante, pide ayuda y déjate aconsejar. Las agencias inmobiliarias y los expertos del mercado te pueden echar una mano y ahorrar pasos, tiempo y dinero. Y es que no tienes que acudir a una agencia para vender, puedes usarla para alguna parte del proceso como verificar el precio de tu vivienda, encontrar otra, o sencillamente consultar cualquier duda que tengas.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *